¿Qué es la Evaluación de Procesos?

Para la Plataforma una Evaluación de Procesos (EP) es un análisis sistemático que se realiza a un programa para identificar como los procesos y las actividades conducen al logro de los resultados definidos en el diseño, y para detectar cuellos de botella y buenas prácticas que hayan podido afectar la aplicación tanto de los procesos como de las actividades, de tal manera que se puedan ofrecer recomendaciones y áreas de oportunidad para su mejoramiento (Mendoza, Moreno-Sánchez y Maldonado, 2015). Su implementación se realiza de manera paralela con la ejecución del programa, y se centra, en los procesos que conducen directamente al cumplimiento de los objetivos o de la finalidad del programa.

Dada la naturaleza del objeto de análisis, es una evaluación que emplea principalmente información cualitativa proveniente, por ejemplo, de entrevistas estructuradas dirigidas a profesionales de las entidades (responsable del programa e implementadoras) y a participantes. Puede emplear también información cuantitativa, resultante por ejemplo de encuestas estructuradas que buscan estimar indicadores numéricos. Estos indicadores pueden ser de eficacia o (para determinar si la ejecución de los procesos contribuye al logro de los objetivos), o de calidad (para identificar percepciones sobre el desempeño de las entidades implementadoras y de satisfacción de los beneficiarios del programa).

¿Para qué sirve la Evaluación de Procesos?

Una Evaluación de Procesos es de mucha utilidad para los diseñadores y para los implementadores, e incluso para los evaluadores interesados en analizar alguna otra faceta del programa.

La Evaluación de Procesos permite tener una visión de cómo el programa diseñado se ejecuta realmente en campo y si el diseño facilita o dificulta el logro de los objetivos planteados. El análisis contemplado en la evaluación, identifica cuellos de botella (prácticas o procedimientos que generan obstáculos para el logro de los objetivos), buenas prácticas (iniciativas innovadoras, replicables y sostenibles en el tiempo que fortalecen el programa), o factores externos (aspectos no relacionados con el programa que afectan su ejecución). De la misma forma, al realizar una revisión crítica de los procesos del programa, el análisis en la evaluación identifica espacios o aspectos para mejorar la implementación en el corto y en el mediano plazo.

Por otra parte, otras evaluaciones que se pueden realizar al programa (e.g. evaluación de productos, efectos y costo-beneficio) dependen en parte de asumir que el mismo está bien diseñado e implementado. De esta forma, una EP permite contemplar que tan restrictivo es el supuesto realizado y dar mayor explicación de los resultados logrados con otras evaluaciones.

¿Cómo se hace la Evaluación de Procesos?

1. Construcción de la hipótesis

Orienta el ejercicio de la evaluación. La hipótesis debe ser clara y debe guiar el planteamiento de los objetivos.

2. Planteamiento de los objetivos

Considera objetivos acordes a la hipótesis planteada, que responden a las preguntas ¿Qué? ¿Cómo? y ¿Para qué?
El número de objetivos específicos no debe superar cinco o seis

3. Definición de los alcances

Inicia por identificar los procesos y subprocesos del programa, y por seleccionar los subprocesos sustantivos (aquellos que conducen directamente al cumplimiento de los objetivos del mismo), con el fin de delimitar sobre cuáles se concentrará la evaluación.

4. Desarrollo

Es el eje central de la evaluación y se realiza de manera paralela a la implementación de los programas de graduación.

Requiere la identificación de momentos clave en la implementación del programa de graduación, que pueden ser:

  • El inicio del programa, cuándo es preciso recoger información de línea base o de contexto;
  • El final del programa, cuando se recolecta información que permite determinar si los productos y resultados esperados corresponden con los alcanzados
  • Momentos intermedios donde se distribuyan productos centrales para el logro de los objetivos del programa

Los resultados obtenidos son el insumo para la formulación de las recomendaciones de futuros escalonamientos y aplicaciones de los programas

4.1. Descripción detallada del programa

Se realiza para entender con detalle la operación y el funcionamiento del programa de graduación. Incluye cuatro aspectos:

  1. Análisis factual y contextual.
  2. Construcción de la cadena de valor.
  3. Construcción del mapa de actores e identificación de responsabilidades en la cadena de valor.
  4. Elaboración del cronograma detallado del programa.

4.2. Análisis de eficacia

Busca determinar si se lograron los objetivos planteados. Incluye tres actividades:

  1. Definir los indicadores.
  2. Estimar los indicadores.
  3. Analizar los indicadores.

Es preciso formular indicadores para cada subproceso sustantivo. Estos indicadores son, generalmente cuantitativos; sin embargo, los valores deben estar enmarcados y tener en cuenta los resultados obtenidos a partir de recolección de información cualitativa.

4.3. Análisis de calidad

Permite identificar el desempeño de las entidades implementadoras y conocer la opinión de los participantes.

Los indicadores de calidad de la Plataforma se definen para medir la utilidad, la oportunidad (momento adecuado), la suficiencia (cantidad necesaria), y la satisfacción de los insumos entregados y de las actividades desarrolladas en los diferentes procesos, desde la perspectiva de la oferta (entidades implementadoras) y de la demanda (participantes). Los indicadores pueden ser cuantitativos o cualitativos.

Incluye tres actividades:

  1. Definir los indicadores.
  2. Estimar los indicadores.
  3. Analizar los indicadores.


La información resultante de este análisis debe estar contextualizada y explicarse a partir de la triangulación de la información obtenida en otros pasos.

4.4. Análisis de factores externos

Este análisis pretende identificar de manera general y contextual diferentes factores externos (algunos de ellos no controlables), que puedan afectar el desarrollo de los procesos y de los resultados del programa de graduación. Este análisis pretende fortalecer la formulación de las recomendaciones que buscan contribuir en el perfeccionamiento del programa de graduación. Se esquematiza utilizando la cadena de valor en cada uno de los subprocesos.

4.5. Identificación de buenas prácticas y cuellos de botella

Busca identificar, describir y comprender a profundidad las buenas prácticas y los cuellos de botella que se presentaron durante la implementación del programa de graduación, analizando las causas y las consecuencias de cada uno.

Este análisis pretende fortalecer la formulación de las recomendaciones que buscan contribuir en el perfeccionamiento del programa de graduación. Se esquematiza utilizando la cadena de valor en cada uno de los subprocesos.

5. Formulación de conclusiones y recomendaciones

Busca ofrecer un concepto integral del programa y proponer líneas de planeación estratégica que permita tomar acciones correctivas a corto y mediano plazo.